Angelica Escoto: Huellas, ellas y ballenas (2012)

Dos costillas de ballena hacen un arco. Mi hermana y yo estamos adentro de ellas. Está a punto de llover. ¿llover? Sí, en el desierto llueve, sigo la orilla del mar, en él recorro el tiempo que me regresa a la infancia. Hago memoria en mis sueños y me pregunto si los cuentos nacen de un sueño o los sueños se justifican en cuentos. Los ojos de un calamar me espían mientras poso para la foto de mi mamá. Quiero saber por qué las ballenas perdieron las patas y se lanzaron al mar. Quiero ser una sirena de precisa figura con botas de pescado, sí, una sirena con el corazón de fuego para zapatear el mar.
Ellas, las ballenas tienen la persistencia del ser. En el fondo del mar Artico engullen hasta el hastío, un caldo revuelto con millones de partículas microscópicas de animales vivos y materia vegetal. Igual que las ballenas; estos organismos emigran, pero en otros lapsos brevísimos, sus desplazamientos están asociados a la gravedad, el día y la noche. Para equilibrar los tiempos de la geología y sus mutaciones ínfimas no viven mas de cuatro horas, si no fuera así en una semana su reproducción podría formar una esfera de igual volumen al de la tierra. Plancton, errante y vagabundo se mueve nadando débilmente en mayores cantidades por los mares de las regiones frías. Por eso, ellas, las ballenas permanecen cerca de los polos.

.

 

Anuncios

  1. Pingback: Angelica Escoto en Mambomag » Angelica Escoto Photography

  2. Pingback: Angélica Escoto | Cada día un fotógrafo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: